Una noche larga

Página 1:

"Me quedé fascinado mirando el buque. Estaba algo alejado del muelle, profusamente iluminado, en las aguas del Tajo. Aun cuando ya hacía una semana que estaba viviendo en Lisboa, no me había acostumbrado a la illuminación despreocupada de esta ciudad. En los países de los cuales venía, las ciudades parecían de noche negras minas de carbón, y un farol en medio de la oscuridad era más peligroso que la peste en la Edad Media. Yo procedía de la Europa del siglo veinte.
Era una nave de pasajeros que estaba siendo cargada. Sabía que a la noche siguiente levaría anclas. A la claridad hiriente de las lámparas eléctricas desnudas eran estibados cargamentos de carne, pescado, conservas, pan y verduras. Los trabajadores arrastraban las cargas hasta la cubierta y una grua izaba cajones y bultos tan silenciosamente cual si no hubiera tenido peso. El barco se preparaba para el viaje, cual si hubiera sido un arca de le época del diluvio. Era un arca. Toda nave que abandonaba Europa en aquellos meses del año 1942 era un arca. América era el Monte Ararat y la marea crecía día a día.(...)"

0 comentarios:

Publicar un comentario

Género

Autores

Novela

Citas al azar

Seguidores

Archivo

  © Blogger template Werd by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP