Memorial de Isla Negra

Contratapa:

Autobiografía poética, mapa de las huellas históricas de los pueblos de América, crónica lírica de la memoria: leer Memorial de Isla Negra es dejarse cautivar por la posibilidad de abrirse al diálogo con la poesía viva.
Cuando Pablo Neruda dice: Y yo, mínimo ser, / ebrio del gran vacío / constelado, / a semejanza, a imagen / del misterio, / me sentí parte pura / del abismo, / rodé con las estrellas, / mi corazón se desató en el viento construye un destinatario para su palabra: hace de cada lector un compañero de ruta y lo invita a sumarse a su visión del tumultuoso movimiento oceánico que baña la salvaje costa de Isla Negra.
Escrito en 1964, esta épica personal completa la épica colectiva de Canto general; en cada verso asoma el pleno sentido poético y el compromiso de un autor a veces satírico o crítico, a veces nostálgico y vehemente, pero siempre magnífico y universal.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Género

Autores

Novela

Citas al azar

Seguidores

  © Blogger template Werd by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP